Mirando más allá.


Fotografiar es colocar la cabeza, el ojo y el corazón en un mismo eje.

Henry Cartier-Bresson

– ¿Qué es para ti la fotografía?

– No creo que tengas tanto tiempo para escucharme hablar sobre ello.

Más de una vez me han preguntado porqué fotografío, porqué esa necesidad. Una pregunta que podría resumirse en que quiero poseerlo todo, pero de una forma que va más allá del deseo material o físico.

Nuestra existencia se compone de momentos que hay que saber capturar, pero una memoria no es suficiente para guardar los recuerdos de toda una vida y las que nos preceden. Como seres humanos estamos verdaderamente limitados y para luchar contra lo efímero, no hay una herramienta más poderosa que el arte.

El arte eleva cada momento, hace que perduren en el tiempo hechos que de otra forma no encontrarían el camino hacia la eternidad. Y la fotografía es para mi el arte más realista, el único medio de expresión capaz de registrar cada detalle de manera tan precisa que pudiera hacernos sentir partícipes de historias, contextos y lugares a los que nunca pertenecimos ni perteneceremos. Pero con su realismo casi mágico, nos transporta, es capaz de despegarnos de nuestra realidad para proyectarnos en otra.

Lo más bello de las fotografías es que cada una de ellas implica una mirada personal. Y cada vez que uno se enfrenta a una imagen esta mirando con los ojos de otro aún sin ser consciente de ello. La fotografía es el arte que consigue que nos pongamos en la piel de otra persona y miremos más allá de nuestra propia experiencia.

Afirmar que la fotografía no es más que lo que uno ve es la manera más simplista de concebir una disciplina de lo más humana. Uno puede soñar con pintar un cuadro y escribir una historia pero nada le impide adornarlo con su propia imaginación, algo que casi siempre se da. La fotografía es la realidad en sí misma, más o menos subjetiva, pero la que más se acerca a la verdad de las cosas y al sentimiento.

Además de eso, es la manera que los fotógrafos tenemos de crear un vínculo íntimo con todo aquello que nos rodea. Cada vez que escucho el disparador de mi cámara, sé que una parte del momento capturado será mío para siempre. Es mi forma de ver ese momento, de sentirlo y vivirlo. Es por ello que me gusta estar detrás de la cámara y no delante. Busco compartir con otros lo mismo que ven mis ojos cuando estos están mirando por el visor de la cámara.

Podría argumentar además, que es la forma en que siento cómo una parte de mi también se queda en este mundo a medida que yo estoy cada día un poco más lejos de él. Es el mejor camino para hacer eterno lo que me hace soñar e inspira mis sentidos. Para hacer inmortal lo que más amo, lo que vivo con pasión, lo que quiero hacer perdurar en el tiempo.

Pero sobre todo, fotografiar es, para mi, estar abierto a descubrir el mundo a través de los sentidos y hacerlos renacer en infinitas miradas.

Anuncios

4 pensamientos en “Mirando más allá.

  1. Nuria dice:

    Me parece una forma preciosa de definir lo que sientes.

  2. Nuria dice:

    Por cierto, ¿la foto es tuya? es que me parece de una belleza extrema, muy impactante con una paz descomunal….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s