Preludio de una pesadilla


Anoche escondí el sueño entre mis dedos. Lo apreté contra mi cuerpo deseando que al amanecer no fuera sino una realidad.

En su lugar, me pase la noche vomitándolo de mi subconsciente. Intenté reunir pedazos rotos, objetos y restos que escapaban por mi boca pero la cadena de recuerdos inconexa me desveló ante mi un rompecabezas.

Buscaba una pieza clave que no encontraba entre mi propia inmundicia, entre la miseria de alguien que da de comer a su propia tragedia. Sé que la pieza era ese sueño que guardé en mi mano, el problema es que no quiero ser yo quien la encaje.

Y al despertar, lo único que quedaba de esa agonía era ese pedazo de sueño escondido entre mis dedos que el alba no convirtió en realidad, sino en pesadilla…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s